Categorías
Literatura

El talento está en la red de Amparo Diaz

La principal preocupación en el mundo es la crisis económica. En España esta crisis ha tenido una particular virulencia en el mundo laboral. Ha llegado la hora de modernizar nuestra forma de trabajar y buscar trabajo para evitar similares situaciones en el futuro. Cada vez surgen nuevas opciones de trabajo en internet y también nueva herramientas para los trabajadores y los que buscan tanto trabajo como candidatos. Hoy precisamente vamos a hablar de un libro que explora en este nuevo fenómeno: El talento está en la red escrito por Amparo Díaz Llairó y que está editado por LID editorial.

Díaz Llairó tiene una gran experiencia en el campo de los Recursos Humanos. Actualmente es la CEO de Global Human Capital Group. También es docente y conferenciante. Ha profundizado en el tema de la gestión de talento. Precisamente el libro del que vamos a hablar está dirigido a cómo las empresas pueden encontrar buenos candidatos usando internet. Pero también sirve de ayuda a aquellos que están buscando un empleo, para saber cómo deben posicionarse y que canales usar. Por último sirve también a las compañías para comprender la importancia de tener una estrategia social.

Si no tienes trabajo, convertirse en un adicto a Linkedin o ser un Linkedinholic esa casi positivo (Dan Schawbel)

Como decíamos el objetivo principal del libro es servir de ayuda a los departamentos de Recursos Humanos para encontrar buenos empleados para sus empresas. La competitividad es cada vez mayor en el mundo por lo que las empresas deben saber cómo atraer a los mejores candidatos. El éxito de una compañía está en la calidad de sus trabajadores. Y cada vez son más los trabajadores que no dan tanta importancia al nombre de la compañía para la que trabajan sino que ésta respete y se adecúe a los ideales y modo de vida del trabajador.

Gracias a las nuevas tecnologías las empresas pueden empezar a construir una relación con sus potenciales candidatos ¡incluso antes de conocerlos! Hacer actualizaciones en su blog del día a día en la oficina, compartir los valores de la compañía, tener una sección con las vacantes disponibles a la que los internautas se puedan subscribir, etc, son herramientas disponibles que pueden permitir a una compañía en un momento dado conseguir conectar de una forma más fácil y eficiente con posibles candidatos y así llevarse al mejor trabajador para su casa.

Y de esa forma el libro también se convierte en una estupenda guía para el parado que busca trabajo. Conocer cómo las empresas están buscando trabajadores hoy en día nos permite saber cómo debemos posicionarnos y a qué sitios debemos ir para encontrar una vacante disponible. Las redes sociales, ya sean generalistas o especializadas, se están convirtiendo en la posibilidad de abrirnos a otras personas que no conocemos y mostrar, como si fuera un escaparate, nuestras cualidades y experiencia.

Es muy importante saber qué es lo que queremos hacer y cuál es la mejor herramienta disponible que mejor responde a nuestras necesidades. Por ejemplo, si somos un fotógrafo, pues no basta con que tengamos un perfil en Linkedin. Tenemos que tener nuestra propia página web con nuestro portafolio de trabajo. Pero cuantas más fotos tengas más pesará tu página (lo cual afecta negativamente a nuestro posicionamiento en los buscadores). Para evitar ese problema podemos crearnos una cuenta en Flickr donde alojar nuestras fotos. Al mismo tiempo aumentamos la visibilidad de nuestro trabajo, la posibilidad de que seamos encontrados por un recrutador y nuestra interacción con la comunidad de internautas.

De la misma forma que un trabajador busca un empleo en las compañías, una empresa busca cliente en las personas. Esto quiere decir que las tácticas que pueden usar las personas también deben usadas por las compañías pero para diferentes fines. Esta situación ha generado nuevas profesiones en el mundo laboral que están ampliando las opciones disponibles en el mundo laboral. El mundo del trabajo en internet no sólo está en crisis sino que cada vez es más importante. Especialmente en tiempos de crisis la visibilidad de nuestro negocio es determinante. Y si en su empresa no tienen tiempo de hacerlo o no saben cómo, en ese caso es mejor subcontratar el servicio a uno de estos nuevos profesionales. Díaz Llairó enumera estas nuevas profesiones y cuáles son las responsabilidades de cada una.

El único reproche que se le puede a hacer al libro es la poca actualización de cierto contenido en su segunda edición. Por ejemplo, la cifra de usuarios de Facebook en España que aparece en el libro (8 millones) es posiblemente la mitad de los que existen actualmente. En Internet todo se sucede a gran velocidad y lo que pasó el mes pasado ya es historia. De hecho entre las grandes novedades de este año está la irrupción de Google+, el último intento de Google de desbancar a Facebook de la pole position en el mundo de las redes sociales. Aquí tenéis el último estudio realizado por la sección española del International Adevertising Bureau para lo que queráis ver datos más recientes acerca del uso de las redes sociales en España.

Cifras aparte, el libro es una brújula estupenda para los que anden un poco perdidos buscando trabajo. También para aquellos reclutadores que buscan perfeccionar su técnica de búsqueda de talento para la empresa que trabajan. Y en general un gran libro para todo el mundo que quiera saber un poco más acerca de como internet está cambiando todo lo que nos rodea, incluyendo la forma en la que trabajamos.

Categorías
Literatura

Arthur y George de Julian Barnes

Parece mentira pero con esto post completamos el primer año de existencia de DeQueVa. Ha sido un año apasionante de prueba y ensayo. Desde el formato del logo (que hemos cambiado) hasta cuáles son los libros escogidos para las reseñas, pasando por las secciones del blog o los colores de la página. Hace un año arrancamos con el libro ganador del Booker 2010, La extraordinaria naturaleza de Sam Flinker, de Howard Jacobson. Para cerrar el círculo hoy vamos a hablar de un libro del escritor que ha gando el Booker este año: Julian Barnes. La novela escogida es Arthur & George, editada en castellano por Anagrama.

¿Por qué escojo este libro en vez de la novela que le ha convertido en el ganador del galardón? Pues tengo dos motivos. El primero es porque la novela ganadora, The sense of an ending, todavía no ha sido traducida al español. Y el segundo es porque, con motivo de la victoria de Julian Barnes, el periódico The Guardian facilitó a sus lectores la descarga de un audiolibro de esta novela. Y como a caballo regalado no se le mira el diente y este libro sí que se encuentra en español, pues he pensado que puede servir de salita de espera mientras llega la traducción al español de su último libro.

Siempre se había mostrado orgulloso de sí mismo por prestar atención de una forma cuidadosa en cada aspecto de su vida

La novela de Julian Barnes, basada en hecho reales, nos cuenta la historia de dos personas que aparentemente no tienen mucho en común y a las que el destino acabará juntando. La primera de estas personas es toda una personalidad de fama mundial: Sir Arthur Conan Doyle. Creador del célebre detective Sherlock Holmes, Conan Doyle aparece en esta novela desde su nacimiento. Escocés y con antepasados irlandeses, Conan Doyle no tuvo una infancia fácil en parte por la actitud relajada de su padre. Estudió medicina aunque su fama mundial le llego por la escritura. Fue un apasionado del deporte y le movió siempre un alto espíritu ético, sentido del deber y también sentimiento patriótico.

En el otro lado Julian Barnes coloca a George Edalji. Este personaje no tiene tanta fama como su predecesor, pero Barnes le coloca exactamente a la misma altura. Hijo de un pastor protestante de origen hindú (un parsi de Bombay) y una madre escocesa, Edalji desarrolla desde pequeño un profundo sentido del deber. Las normas sociales, religiosas y legales serán su brújula. Estudiante ejemplar acabará convirtiéndose en abogado y publicará un libro con los derechos y deberes del pasajero de tren. Pero ¿qué pasa para que Edalji y Conan Doyle acaben encontrándose en el camino? Pues eso lo descubriréis leyendo el libro (o en la Wikipedia inglesa).

Esta fantástica novela de Julian Barnes posee varias elementos característicos del autor. Por ejemplo, la narración (llevada a cabo por un narrador omnisciente que no sólo lo sabe todo sino que también interpreta la realidad) no es lineal, o al menos no lo es en un sentido tradicional. Es cierto que la historia se cuenta del pasado al presente, pero los capítulos van saltando de un personaje a otro de talforma que a veces parece que estemos ante universos paralelos que de vez en cuando se cruzan para volver a separarse más adelante.

Tampoco es la primera vez que Julian Barnes se adentra en el pasado tras las huellas de un escritor. En la novela que dio a Barnes reconocimiento internacional, El loro de Flaubert, aparece un doctor seriamente obsesionado con el escritor francés. También la temática de la búsqueda de la justicia y la aparición de las pasiones más bajas en una sociedad supuestamente civilizada, que aparece en este libro, ha sido una constante en la obra del escritor.

Una cosa curiosa de Julian Barnes, y que toca tangencialmente a esta novela, es su labor creativa bajo el pseudónimo Dan Kavanagh. Barnes usa este alter ego para escribrir ficciones de crímenes. Al haber cultivado este género no cuesta imaginarse que Barnes es un gran admirador de Conan Doyle, al que el lector podrá conocer más de cerca descubriendo otras facetas de su vida social y también familiar. Otro lado de esta gran personalidad al que, como su coprotagonista, le toco luchar contra una sociedad decadente e hipócrita. La peor cara de la mentalidad victoriana que heredó Reino Unido a comienzos del siglo XX.

En fin, una gran novela en la que no sólo aprendemos, sino que también disfrutamos de su lectura. Una magnífica puerta de entrada también para los que deseen entrar en la obra Julian Barnes y aprender más acerca de la figura de Conan Doyle y el mundo que le tocó vivir. Un gran equilibrió entre realidad e imaginación. Muy, muy recomendable. Da gusto acabar así el año.

Categorías
Salud

Dolor de garganta, faringitis

Con el invierno y la llegada del frío aparecen los resfriados, gripe, faringitis… y todas ellas suelen cursas con DOLOR DE GARGANTA.

Cuando hablamos de dolor de garganta, en realidad nos referimos a una faringitis, que es una inflamación dolorosa de la faringe, la faringitis aguda es una de las causas mas comunes de visitas al médico en España, y también es una de las causas de uso INADECUADO de antibióticos.

La causa más común de faringitis es la infección por bacterias o virus, aunque también hay otras como la alergia o el tabaquismo.

Más del 50% de las faringitis son provocadas por virus y es muy dificil saber cual es el causante, os más comunes son: influenza, parainfluenza, coronavirus, rinovirus, adenovirus, enterovirus, virus sincitial respiratorio, ciomegalovirus…

Cuando el dolor de garganta, la faringitis, es provocada por bacterias, éstas son del género Streptococcus sobre todo del grupo A, y a parte del dolor se caracterizan por un exudado de las amígdalas (las placas de pus blanco que vemos) y fiebre, pero no suelen dar tos. Aunque existen otro grupo de bacterias que también son causantes como: neisseria, chlamydophila pneumoniae, mycoplasma pneumoniae…

TRATAMIENTO DE LA FARINGITIS.

Por lo tanto, cuando vemos que tenemos placas, debemos acudir al médico ya que este tipo de faringitis sí se tratará con antibioticos, sin embargo, cuando tenemos dolor de garganta y no las observamos podemos acudir a la farmacia a que nos den los más adecuado para tratarla.

El tratamiento de la faringitis vírica es de tipo sintomático, es decir que trataremos los síntomas, aliviaremos el dolor de garganta, la inflamación y la tos (si la hubiera).

Para esto en la farmacia nos recomendarán el uso de analgésicos, antisépticos, antiinflamatorios, anestésicos locales, demulcentes, y sedantes.

Existen varios tipos:

1- Fármacos para la administración local: La ventaja de éstos es que lo podemos aplicar directamente y en alta concentración, sobre la zona dolorosa e inflamada, ademas no hay casi riesgo de toxicidad comparado con otros tratamientos.

Dentro de este grupo existe una gran variedad de productos de tipo grageas, tabletas, aerosoles y enjuegues bucales, que contienen diferentes principios activo: bencidamida, clorhexidina, timol, lidocaina…

2-Fármacos para la administración sistémica: Los analgésicos sistémicos como el ácido acetilsalicilico, ibuprofeno y paracetamol son los más estudiados y todos dan una buena respuesta. Se ha demostrado que son una elección más segura respecto los corticoides sistémicos por tener menos toxicidad. Los corticoides se recomiendan solo en casos puntuales y bajo un control estricto médico.Pero no todos son iguales. El ácido acetil salicílico es un antiinflamatorio clásico, pero su uso no está recomendado en niños. también puede provocar lesiones en la mucosa del estómago. El paracetamol tiene efecto analgésico y antipirético pero carece de efecto antiinflamatorio por lo que no sería de primera elección en los casos de faringitis. Por otro lado el ibuprofeno tiene efecto analgésico, antipirético y antiinflamatorio potente, combinado con arginina tiene un mejor perfol analgésico, y es adaptable a la intensidad del dolor, teniendo bajo riesgo de lesión gástrica.

3-Plantas adecuadas para faringitis: Para eliminar las molestias en la garganta, la miel nos sirve como un gran remedio natural. Cuando estemos resfriados y con dolor de garganta, otra opción será tomar un buen vaso de leche calentita endulzada con miel. O también un vaso de agua caliente con medio limón exprimido y miel. Las mejores mieles para tratar la garganta son la miel de eucalipto y la de tomillo.También las infusiones son muy recomendables para paliar el dolor de garganta. La infusión más sencilla y recomendada es la de tomillo con miel y limón. Se hierve el agua con tomillo, luego se cuela y se añade un chorro de limón y una buena cucharada de miel. También se pueden hervir unas hojas de limón en agua y luego añadir una cucharadita de miel. Y está la opción del eucalipto, simplemente hirviendo el agua y añadiéndole unas hojas de eucalipto, y a continuación un buen chorro de limón.

Lo mas importante es abrigarnos bien y protegernos la garganta para esto el PROPOLIS es una opcion muy buena!!!

Categorías
Marketing Digital

Path red antisocial

Que conste que el llamativo titular no es nuestro, sino una opinión de Ben Parr, con la que comienza su artículo en Mashable dedicado a Path. La nueva incorporación al mundo del Social Media, protagonista hoy de nuestro blog, prefiere definirse como “The Personal Network”: una red que no sustituye a todas las demás, sino que las intensifica.

Sin duda, “The Anti-Social Network” sería un gran título para una película. Al fin y al cabo, también hay “estrellas” detrás de Path: Shawn Fanning, fundador de Napster o el exfacebook Dave Morin, por ejemplo. Que su invento crezca tanto como para llamar la atención de Hollywood es algo impredecible a día de hoy. Y es que estamos hablando de un proyecto a treinta años vista, o al menos, con esa voluntad de permanencia, según le asegura Morin a Caroline McCarthy en su artículo en CNET News – The Social: “Every choice we´ve made has been intended to build a 30-year brand”. Así que, de momento, vamos a revisar algunas de las opiniones y críticas que ha suscitado, aquí y allí.

¿Qué es Path? Las definiciones, a grandes rasgos, coinciden: “La red social con límite de amigos”, en Baquia.com, “Una especie de híbrido entre las aplicaciones photo-sharing para móviles y los servicios de mensajería privada” (McCarthy) o “The Opposite of Twitter”, según el artículo de Mashable que mencionábamos en nuestra introducción. Ya tenemos las dos claves: servicio centrado en compartir fotografías de móvil (de iPhone, para ser exactos, aunque también estará disponible para Android y BlackBerry en los próximos meses) con un máximo de 50 personas.

¿Y por qué limitar los amigos?

La primera respuesta es la obvia: para ser diferentes, claro está. En Baquia.com se apunta también otra posible explicación: los escándalos de privacidad de Facebook, que han servido como punto de partida para una nueva interpretación del concepto “compartir”. En el blog de Path afirman que, precisamente por eso, es “Un lugar donde puedes ser tú mismo”; porque al compartir tus “capturas de los momentos más personales de tu vida” solo con “las 50 personas que más te importan”, puedes relajarte, hacerlo con total confianza (sin ánimo de cuestionar esta afirmación, nos atrevemos con un consejo: si eres adolescente, mejor que no incluyas a tus padres en esos 50, pues).

Resumiendo: en Path compartes fotos y las etiquetas en tres categorías: “people”, “place” y “things”. Precisamente, que solo existan estas tres es el otro gran argumento (además del límite de 50 amigos) para calificarla de “anti-social”: nada de “Likes”, “Comments” ni compartir contenidos con otras redes. Justo después de probarla unas pocas horas, Marshall Kirkpatrick se centró en detalles como éstos en su artículo “10 Surprising Things You Can´t Do on Path”, publicado en ReadWriteWeb. “Quizás la simplicidad sea una virtud, pero, vamos, ¿nada de comentarios? Comprendo el énfasis en el private sharing, pero, ¿no debería haber la opción de llegar más allá de un círculo estrecho en alguna ocasión?” Yendo más allá de la crítica, Marshall hasta recomienda otra aplicación: Treehouse. Según él, “Muy similar, solo que sin las rockstars detrás y con más posiblidades”.

Vamos a dejar que los autores del invento se defiendan. Lo hacen afirmando que a nadie se le obliga a compartir sus fotografías exclusivamente con un grupo pequeño. “Si los usuarios quieren compartir sus fotos con otras redes, si quieren ponerlas en Tumblr o en Twitter, les damos la bienvenida y probablemente construiremos estas interfaces. No están en la versión uno, pero probablemente las incluiremos”, le contesta Morin a Caroline McCarthy. De ahí que nunca se ponga el énfasis en el, digamos, lado “anti-social”, o en la crítica a otras redes. Dave Morin ve a Path más como una combinación de lo íntimo y lo mundano, como en los primeros días de LiveJournal o el Twitter de la era pre-celebridades. Lo que busca es que no se degraden los momentos de calidad e intimidad. De hecho, la única crítica (más o menos encubierta) que podemos encontrar en el blog de Path es ésta: “No following, no friending… just sharing with the people who matter the most”.

A estas alturas, es posible que alguien se pregunte “¿Y por qué 50 amigos, y no 25 ó 100?”. Pues hay explicación científica detrás: las teorías del profesor de Psicología Evolutiva de la Universidad de Oxford, Robin Dunbar, que afirma que las relaciones personales tienden a expandirse multiplicándose, aproximadamente, por tres. Por lo tanto, si consideramos que nuestros mejores amigos son 5, serán 15 las personas con las que podemos mantener un contacto regular, lo que nos lleva a que la cifra de 45 (o 50) sea el límite de nuestra “red personal”. Y 150 “el número máximo de relaciones sociales que el cerebro humano puede mantener en un momento dado”. Pero ya no serían cercanas, claro.

En el muy recomendable artículo de Caroline McCarthy, que no nos cansaremos de recomendar, encontramos más “razonamientos conceptuales” (y más cosas, como que las oficinas de Path gozan de unas maravillosas vistas sobre la bahía de San Francisco, que Ashton Kutcher está entre sus socios inversores o que según sus previsiones, en “2013 habrá más usuarios de Internet vía móvil que vía ordenador”), los del Premio Nobel de Economía Daniel Kahneman y sus trabajos en “Psicología Hedonista” y la percepción de la felicidad. Para los que estéis más interesados en el tema, podéis ampliar información en el blog de Mostafa Sheshtawy.

Terminamos con la gran pregunta. ¿Tendrá éxito Path? McCarthy es, hasta cierto punto, optimista, porque la clave, hoy en día, es que a nadie le gusta ser observado. Ben Parr es más escéptico: “Va a conseguir un montón de atención y de descargas solo por la reputación de sus fundadores, pero si eso se traducirá en usuarios fieles y activos es otra historia, aunque, una vez más, el poder de la exclusividad puede trabajar en su favor”.

Categorías
Marketing Digital

El trabajo más antiguo del mundo

¿La prostitución?, si, y todo lo relacionado con el negocio del sexo. Hablaremos en esta ocasión de la más que interesante relación que mantiene con las redes sociales y los usuarios. Y es que ya en la antigua Roma las prostitutas escribían los primeros “graffitis” (palabra romana), en los muros de sus burdeles. “Hit habitat felicitas” (Aquí vive la felicidad) acompañado de un dibujo de un gran pene. Eso, y cosas mucho más fuertes, desde luego. Sería imposible de imaginar para alguna de aquellas prostitutas de la antigua Roma, que en pleno siglo XXI, casi 500 millones de usuarios de Facebook en todo el mundo usarán sus “muros” en este caso virtuales para comunicar su estado de ánimo e inquietudes parecidas.

«Aquí vive la felicidad» graffiti romano situado a la puerta de los burdeles

Y es que, la reflexión de fondo en este post, es que a menudo, tenemos mucho que aprender del negocio sexual y de su relación con los consumidores en todo lo que se refiere a comunicación y tecnología. De todos es sabido, que las páginas porno y sus desarrolladores han sido a menudo los auténticos pioneros en el uso y desarrollo de formatos digitales de imagen y vídeo, banners, pop ups, pasarelas de pago, e-comerce, spam… con más o menos ética, este mundo sórdido en ocasiones, no hace más que adelantarse y/o sobrepasarse respecto al marketing convencional.

En relación a las redes sociales, parece que el sexo últimamente ha encontrado un hueco en Twitter, algunos de vosotros ya lo habréis comprobado. Se trata de señoritas que tienen su perfil y siguen tus comentarios. Normalmente, con nombres exóticos y una foto de perfil muy sugerente, el usuario medio tiende a corresponder este interés mostrado cuando alguien le sigue con al menos una visita al perfil para ver de quién se trata. Y aquí está la estrategia, tan básica, tan primitiva como maligna. Cuando visitas el perfil, encuentras un perfecto reclamo sexual que utiliza Twitter para mantener a sus contactos calientes. Pero no calientes en el sentido marketiniano de la palabra, sino en el más puro sentido literal. De esta manera, nos encontramos con el medio perfecto para la actividad perfecta, microblogging sexual. Y es que imaginarnos y enterarnos de que “Samanta” por ejemplo acaba de salir empapada de la ducha y se ha hecho unas fotos, o que Samanta está sola comiéndose unas fresas con nata es por lo menos 100 millones de veces mejor que entrar en cualquier página a ver carne en directo. Lo único que necesita “Samanta” en este caso, es platear una mecánica sencilla (y de pago) para aliviar a sus acalorados seguidores.

Y éste es precisamente el punto didáctico del post. Las marcas, deben comunicarse con sus clientes como lo hace la buena de Samanta. No en el tono ni en el estilo, pero si en el fondo. Hay que dar al usuario contenidos interesantes y relevantes, hay que variar los contenidos y hay que mantenerlos calientes. De nada le serviría a Samanta comentar que está acompañando a su madre al otorrinolaringólogo, o que se está friendo unos huevos con chistorra, y desde luego, sería aun peor si siempre comentase lo mismo o lo hiciese como mucho una vez al día.

Por suerte, Twitter cancela en menos de 12 horas y con sorprendente eficacia estos perfiles, y al igual que en Facebook, no ven bien que se use su herramienta para ciertos temas.

Pero en definitiva, si algún negocio está directamente relacionado con los consumidores finales, con sus más puros, impuros o íntimos instintos de compra ese es el negocio del sexo e historicamente este negocio siempre ha sido puntero en su comunicación. Por tanto, y manteniendo por supuesto el respeto y los pies en la tierra, es en ocasiones un buen sector en el cual inspirarnos.