Categorías
Salud

La industria alimentaria tras la crisis del Covid

  • Más del 15% de la industria manufacturera de España pertenece al sector Alimentario. Ello hace que sea el primer sector industrial en España. (Informe FIAB, Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas, 2020-2021)
  • 9 de cada 10 empresas alimentarias son pymes (Informe FIAB 2020-2021)
  • Se estima que un 89% de las pymes son familiares (Instituto de la Empresa Familiar)

Las cifras mencionadas ayudan a comprender las dimensiones y la relevancia del sector alimentario en España.

Y más aún si consideramos que dichas cifras no incluyen a otras empresas alimentarias como son las de Distribución, Hostelería y Retail, así como el impacto económico que en creación de empleo auxiliar arrastra esta industria.

EL EFECTO DE LA PANDEMIA EN EL SECTOR ALIMENTARIO

Un sector que se ha visto especialmente afectado por la pandemia provocada por el COVID-19 y que ahora trata de salir adelante intentando recuperar los niveles de trabajo y “normalidad” anteriores a la crisis sanitaria, tras una recesión que le ha llevado a perder entre un 5 y un 8% de toda la producción, y un descenso del 1,1% en el empleo.

Y un sector, no olvidemos, que no sólo es una de las industrias fundamentales del país, sino que es también un factor de cohesión social y de atracción de otro sector tan importante para la economía española como es el del turismo.

El reto para los próximos años no se limita a volver a la situación anterior a la pandemia, sino que además el sector se ve sometido a las tensiones de la globalización y las exigencias (legales, pero también de imagen pública) referentes a la lucha contra el cambio climático y el desarrollo de tecnologías “limpias” que contribuyan a los objetivos globales marcados por las autoridades políticas en los diferentes acuerdos internacionales.

La sociedad en su conjunto está exigiendo que todos los tipos de industrias evolucionen y se adapten a la nueva realidad sin por ello perder sus señas de identidad ni la calidad en el servicio. Es más, el mercado parece tender hacia premiar la proximidad, la calidad y la indudable relación entre salud y alimentación, dotando de exigencias a todas la cadena de valor: desde el productor de materias primas, el fabricante, la gran distribución y la venta final directa al consumidor.

Un escenario cambiante al que además pronto llegarán los planes de reactivación económica que las autoridades impulsarán desde los Fondos Next Generation, así como los marcos de actuación que Europa perfila en lo que se refiere a materia de digitalización y sostenibilidad. Nuevos retos que en sí mismo implican una oportunidad única para crear una industria más fuerte, eficiente y con un futuro sostenible para sus accionistas, intermediarios y clientes finales.

Al fin y al cabo, el sector ha mostrado su fortaleza en los momentos más difíciles de la crisis sanitaria gracias a la estabilidad que ha construido a lo largo de décadas. Y es en efecto esta fortaleza la que permitirá que los alimentos y bebidas sean de nuevo uno de los principales motores que contribuyan de forma significativa a la recuperación del conjunto de la economía española.

SOLUCIONES PROFESIONALES PARA LA INDUSTRIA ALIMENTARIA

Ante este panorama, cambiante y complejo, habrá dirigentes de empresas alimentarias que tienen dificultades para encontrar profesionales que les ayuden de la manera en que necesitan ser ayudados y hablen su mismo idioma. En especial cuando se enfrentan al cumplimiento normativo y a los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible).

Según el mismo informe FIAB:

“La industria de alimentación y bebidas tiene capacidad para contribuir en mayor o menor medida de forma positiva a todos los ODS, y continúa implementando políticas para incrementar su impacto positivo en la sociedad, el medio ambiente y la economía dentro de sus estrategias de negocio, con la finalidad de alcanzar la plena sostenibilidad del sector.”

Incluso algunos pensarán que las soluciones a grandes problemas sólo están al alcance de las grandes industrias y que únicamente disponiendo de grandes presupuestos se puede contar con el asesoramiento de los expertos externos de consultoras internacionales.

Nada más lejos de la realidad. En ocasiones las soluciones están más cerca de lo que se podría suponer.

Según Esther Vázquez “la clave para pilotar con éxito una empresa alimentaria está en la GESTIÓN. Y cuando digo Gestión me refiero a gestionar bien todas las áreas de empresa que aportan valor y las que no aportan valor, tales como la seguridad alimentaria, la fabricación, las compras, el almacenamiento, el lanzamiento de nuevos productos, etc”

Para dar apoyo y ayudar de una manera única a las empresas alimentarias del sector industrial, distribución, hostelería y retail nació un proyecto empresarial en Galicia liderado por Esther Vázquez Carracedo.

Este proyecto empresarial, que comenzó en el año 2005, nació como una apuesta muy grande: Especialización en un único sector, el Alimentario.

Sin embargo el propósito tras este proyecto era todavía más grande: resolver problemas con sentido común, transformar realidades e incrementar la rentabilidad de empresas alimentarias.

Tras 16 años de aventura empresarial, el proyecto ha ido evolucionando. El 5 de octubre de 2021 lanzó su nueva imagen y un sitio web renovado. Desde esta nueva imagen sigue trabajando en las áreas tan complejas e igualmente importantes de la empresa alimentaria como son la normativa, la calidad alimentaria y la organización del área productiva.

La nueva imagen pretende transmitir cercanía y transparencia. La consecuencia de ello es el nuevo nombre y propuesta de Valor: Esther Vázquez, Soluciones de Gestión para la Empresa alimentaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *