Categorías
Salud

La caballa, ese gran desconocido

Seguramente te suene ver en los lineales de los supermercados latas de conserva que ponen caballa, pero también es cierto que no se trata de un pescado demasiado conocido entre los españoles, salvo que seas un buen aficionado a visitar pescaderías tradicionales. De manera habitual se ha tenido en cuenta la caballa como un pescado de calidad menor y era ampliamente utilizado como pescado de acompañamiento en caldos de pescado. Pero también es cierto que es un pescado muy interesante y que también ha tenido su lugar en la gastronomía del mediterráneo, ya que es un pescado bastante abundante en este mar, además de en el Atlántico.

La caballa es un tipo de pescado azul con una carne muy blanca con un buen sabor y unas excelentes cualidades nutricionales. Otra ventaja adicional de la caballa es que tiene (si hablamos de pescado fresco) un precio muy económico comparado con otros.

Beneficios de la caballa

  • La caballa es rica en ácidos grasos omega 3.
  • Ayuda a mejorar los niveles de colesterol «bueno».
  • Disminuye el colesterol «malo».
  • Tiene abundantes vitaminas, entre las que destacan las del tipo B (B1, B2, B3, B6 y B12).
  • Destaca también por la presencia que tiene de vitaminas de tipo liposoluble (la A, la D y la E).
  • Contiene minerales sumamente importantes dentro de una dieta equilibrada. Entre ellos destacan el potasio, yodo, hierro, magnesio y también fósforo.

Precauciones con la caballa

Hay que tener en cuenta que si sufres de gota, no es demasiado recomendable que lo consumas de manera habitual. Esto se debe a que tiene un gran contenido en purinas, lo cual para la mayoría de personas no es peligroso. Pero si tienes problemas de ácido úrico puede suponerte inconvenientes.

Además si tienes tensión alta, debes tener en cuenta que tiene bastante sodio (especialmente si es en conserva), por lo que también se desaconseja. Repetimos, se desaconseja que lo tomes de manera habitual, no pasa nada porque un día comas caballa. Además existen otros alimentos como otras conservas de pescado el queso, que tiene más sodio que la caballa.

La caballa es un alimento muy mediterráneo que forma tradición de la gastronomía de muchos paises y del que se tiene constancia desde tiempos inmemoriales. Por ejemplo, griegos y fenicios tomaban caballa y era parte fundamental de su dieta. Si queremos tener una dieta realmente equilibrada, deberíamos tomar caballa de vez en cuando, es un alimento muy saludable que consumido con moderación representa muchas más ventajas que inconvenientes. ¿Qué no sabes cómo tomarlo? Para empezar tienes a tu disposición excelentes conservas de caballa en cualquier supermercado, te lo recomendamos incorporar a ensaladas o como acompañamiento de pasta. Es una forma muy rápida de tomar un plato muy sano y sin apenas cocinar. Aparte, tienes en internet una ingente cantidad de recetas si lo que quieres es consumirlo fresco, al horno, en salsa o guisado es un plato de un sabor muy agradable que sorprenderá a los tuyos. Y por supuesto, como la mayoría de pescados puedes congelarlo y sacarlo del congelador cuando gustes para comerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *