Categorías
Literatura

Steve Jobs de Walter Isaacson

El pasado 5 de Octubre moría uno de las personalidades más importantes en el universo de la tecnología: Steve Jobs. Millones de personas pusieron mensajes de condolencias a través de las redes sociales. Otros tanto fueron a la tienda Apple más cercana a depositar un ramo de flores. El mundo entero se quedo huérfano de una gran figura. Como retrato póstumo Walter Isaacson publicó la bioagrafía de Steve Jobs. Esta biografía, autorizada por el propio Jobs, es un retrato poliédrico de la compleja personalidad de este gran genio.

Antes de adentrarnos en la personalidad de Jobs, hablemos brevemente de su autor. Isaacson es un conocido escritor y biógrafo. Entre sus obras destacan las biografías que ha realizado de Benjamin Franklin y Albert Eisten. También ha trabajado para CNN y la revista TIME. En la actualidad trabaja para la administración de Obama. En la biografía Isaacson nos cuenta como fue el propio Jobs el que se aproximó a él para que escribiera el libro. Isaacson al principio se resistió pero pasado un tiempo Jobs volvió a insistirle dándole a conocer que su estado de salus se estaba volviendo muy precario. Le dio además garantías de una libertad absoluta. Al final Jobs no cumplió su palabra porque sí que acabó influenciando el libro, aunque sólo en un pequeño detalle: el diseño de la portada.

En los anales de la innovación, nuevas ideas son solo una parte de la ecuación. Su ejecución es igual de importante

La labor de investigación que ha hecho Isaacson sobre la biografía de Steve Jobs es brillante. No sólo ha mantenido largas conversaciones con el propio Jobs abordando cualquier tema. También ha cotejado las diferentes informaciones con los coprotagonistas de los episodios. De esta forma el lector puede elegir que versión le parece más plausible. De vez en cuando el biógrafo va dando sus juicios de valor y da su opinión acerca de que versión (o que mezcla) debe ser la más real. En una de sus últimas conversaciones, con Jobs ya postrado en la cama, el fundador de Apple le pregunta si hay muchas cosas en el libro que le disgustarían. A la respuesta afirmativa de Isaacson Jobs tan sólo asiente con una sonrisa. El motor principal por la cual Jobs se embarca en el proyecto de que alguien escriba su biografía es para que sus hijos tengan la posibilidad de conocerle a fondo y que él pueda, también, dar su opinión.

La vida de Jobs tiene un comienzo peculiar: Steve Jobs fue un niño adoptado por una familia ya que sus padres naturales no querían hacerse cargo de él. Sus padres adoptivos (a los que él siempre considero sus padres) siempre fueron sinceros con él respecto a dicha situación. Para algunos de las personas que le conocieron piensan que esta situación fue determinante en el carácter de Jobs. Por un lado dicen que de ahí provenga su obsesión de control, tanto en el proceso de creación del producto como en la experiencia del usuario. Pero también dicen que esa sensación de desapego le dejó cierto grado de insesibilidad. Las actuaciones de Jobs en muchos casos son, cuanto menos, reprobables. No sólo en el plano personal (cuando se niega a reconocer a una de sus hijas al principio) sino también en el profesional. No le temblaba la voz cuando le traían un prototipo que no le gustaba de calificarlo como una mierda.

Pese a todo, cuando uno va leyendo la biografía de Steve Jobs, uno puede darse cuenta de la importancia de la misión en la que se embarcó el propio Jobs en su vida: llevar la tecnología a la gente. Jobs, que no era muy ducho en cuestiones tecnológicas, tenía una determinación en crear productos fáciles de usar pero que a la vez tuvieran un diseño atractivo, simple y profesional. Todo desde su perspectiva. Rechazaba hacer estudios de mercado pues sabía que la gente no era capaz de vislumbrar el futuro, sino de parches para pequeñas molestias presentes. Solía citar a Ford, que también renegaba de los estudios de mercado, que decía que si hubiera preguntado a la gente no hubiera creado coches, sino caballos más rápidos.

Pese al importante componente tecnológico el libro es apto para todos los públicos. No se necesita ser un experto en la materia. El libro es un viaje a los orígenes de Syllicon Valley, donde Jobs vivió toda su vida en una casa en Palo Alto, hasta hoy en día con los nuevos desafíos que plantea internet. También es un repaso a las convicciones que movieron a Jobs en su vida. Su visión de cómo debe ser una compañía, de cómo generar un producto, sus ideas estéticas. Las diferentes batallas que tuvo que librar tanto internas en Apple hasta batallas míticas con otras compañías como Microsoft, Adobe o incluso Google). Y por último un paseo por la parte más íntima del personaje, incluyendo su batalla contra el cáncer.

En resumen, este libro tiene todos los componentes para ser considerado el libro más importante del año. El libro está dentro del ránking de los más vendidos en diferentes países. De hecho el propio Isaacson “amenaza” con sacar una nueva edición revisada ya que todavía tiene bastante material. La verdad es que eso suena a seguir sacando cuartos a costa de Jobs. La presente edición ya es una excepcional biografía de Steve Jobs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *