Categorías
Literatura

Todo bajo el cielo de Matilde Asensi

En estos momentos me encuentro de viaje por China. Hay que empezar el año con buen pie. Por eso este post y el siguiente van a estar relacionados con este país milenario. El primero de los libros de este mini ciclo chinesco es Todo bajo el cielo, de la escritora Matilde Asensi.

Poca presentación necesita Matilde Asensi. Alicantina de nacimiento, Asensi es una de las escritoras españolas con más ventas de nuestro país. Ha conseguido dar el salto tambien al extranjero donde sus novelas gozan de buena salud.Su género por excelencia es la novela histórica. Precisamente este libro también pertenece a este género y con esta ya llevamos tres novelas históricas seguidas en el blog. Pero la próxima semana ya cambiaremos de tercio con algo muy diferente y especial…

La novela está ambientada en la China de la primera mitad del siglo XX, justo después de la gran guerra. Es un periodo clave dentro de la historia del país. Por un lado tenemos las potencias extranjeras saqueando el país a sus anchas. En el otro tenemos al famoso último emperador que ya no es más que una marioneta entre los extranjeros y el Kuomitang, el Partido Nacionalista Chino, que lidera realmente el país. Creciendo y patente se encuentra el partido comunista chino. Y por último tenemos grupúsculos semi independientes locales, bandas de matones urbanas y malas artes de los vecinos japoneses…

En medio de esta melange, de repente aparece Elvira. Llega a Shangai junto a su sobrina Fernanda de la que se ha tenido que hacerse cargo por la muerte de sus progenitores. El motivo de su viaje desde París, donde reside Elvira, a Shangai es la repentina muerte de Rémy, su marido. Al llegar, Elvira se encuentra con un mundo totalmente diferente al suyo y donde las apariencias esconden grandes misterios que tendrá que resolver.

Para narrar la novela Asensi decide recurrir a la primera persona. Es la propia Elvira la que nos contará la historia de cabo a rabo rememorando sus hazañas y encuentros en China. Aunque la narración está bien llevada y es verosímil, siempre es un poco fastidioso saber desde el minuto 0 que el protagonista de la novela no muere (y más en estas novelas de aventuras y misterios). Entiéndase esto bien: no digo que la novela falle porque el prota no muere sino porque se quita la duda de si ese personaje sobrevivirá o no hasta el final. Aunque bien es cierto que, tal y como está concebida la historia, el foco de tensión no son tanto los personajes sino el objeto del misterio a desentrañar.

Pero el libro no es solo una novela de aventuras. Me atrevería a decir que es, sobre todo, una guía de introducción excelente a la milenaria y riquísima cultura China. La labor de documentación llevada a cabo por Asensi es excepcional. Y también es el ritmo por el cual va introduciendo estos pasajes más eruditos. El resultado final, lejos de caer en la pedantería, es una magnífica divulgación de los pilares ideológicos y culturales de este país. El taoísmo, el feng shui, la meditación, el confucianismo… Todo se desgrana y explica de una forma apta para todos los públicos.

En la novela también asistimos a choques de diferentes mundos. El más obvio es el choque entre el mundo oriental con el occidental. Pero no es ni el único ni el primero en aparecer. Por ejemplo Elvira representa el mundo más liberal y deshinibido de la Europa de la época, en cierto modo una bohemia. A ella le toca lidiar con su sobrina, recién salida de una España castiza y cochambrosa que no entiende la manera de actuar de su tía. También asistimos al choque entre hombres y mujeres, entre facciones políticas antagónicas o entre el mundo laico con el religioso. Todos se mezclan e influyen como un medido cocktail.

En la parte negativa de la balanza sólo un par de cosillas. La peor es la parte final del libro (que no de la historia). Me parece un pegote del cual se podía haber prescindido tranquilamente. Al no aportar nada, desde mi punto de vista, resta. También algunos diálogos y giros en la historia son un poco forzados, pero en honor a la verdad son los menos.

En fin, un libro bastante bueno y especialmente recomendado para aquellos en la cultura China. Especialmente recomendable para aquellos que vayan a viajar a este país. Como última curiosidad el título Todo bajo el sol responde a la expresiónTianxia que es una de las formas de referirse a China. Y sí, esto también está explicado en el libro. Si os pica la curiosidad el libro os recomiendo que le deis un ojo a la web oficial del libro (que tiene entre otras cosas la posibilidad de descarga del comienzo). En resumen, un buen libro de Matilde Asensi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *