Categorías
Viajes

El Mercado de San Miguel, lugar para sibaritas

El centenario Mercado de San MIguel, situado junto a la Plaza Mayor de Madrid, que fue durante casi un siglo un lugar para hacer la compra tradicional, está de nuevo en marcha tras seis años de obras, transformado ahora en un comercio para los fans de las delicatessen.

Definido como el “mercado del siglo XXI”, fue inaugurado por primera vez en mayo de 1916 y está declarado Bien de Interés Cultural. Es el único centro de sus características de Madrid que conserva su estructura de hierro.

Lo que antaño fue un mercado popular para comprar productos de primera necesidad, se ha transformado en un espacio de 1.500 metros cuadrados y 34 puestos donde se pueden adquirir productos españoles y extranjeros para gourmets, tomarse el típico vermut de grifo , compara vino a granel o llevarse a casa el pan recién hecho y la comida preparada por Lhardy, uno de los restaurantes con más solera de la capital.

Un mercado donde se puede adquirir pescado recién llegado de Galicia, jamones de Guijuelo, carne francesa, productos exóticos, vino de Jerez y dulces elaborados por los más típicos hornos madrileños, además de poder hacer degustaciones de cervezas, cavas y vermús acompañados de exquisitas raciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *